“El Gallo Rojo”, es una empresa aragonesa fundada en 1.969. Dedicada a la fabricación, envasado y comercialización de patatas fritas y aperitivos. Desde nuestros orígenes hemos ido creciendo y evolucionando según las necesidades del mercado. Por esta razón, nuestra ubicación y capacidad ha ido aumentando hasta los 3.300 metros cuadrados de los que disponen nuestra fábrica. La producción de nuestra fábrica, también ha ido creciendo con los años. De los 1.200 kilos/día que empezamos fabricando, hemos llegado a los 10.000 kilos/día con los que contamos en la actualidad.

A lo largo de los años, hemos pasado de estar presentes en el pequeño y tradicional comercio, a estar en las grandes superficies y cadenas de alimentación modernas, como Carrefour, Alcampo, Sabeco, El Corte Inglés…

En el año 2.008, “El Gallo Rojo” pasa a formar parte de uno de los grupos más importantes de Aragón, e integrándose en su estructura. De esta manera, el grupo queda consolidado por una cadena de tiendas de autoservicio, un tostadero de frutos secos, una panificadora y la nueva adquisición de la fábrica de patatas fritas y aperitivos.

logo_gallo

Gracias a esta unión, “El Gallo Rojo”, amplia su distribución y penetra en nuevos clientes, viéndose en la necesidad de seguir innovando y lanzando nuevos productos para adecuarnos a los gustos de los clientes.

En el año 2.010, “El Gallo Rojo” siente la necesidad de renovar su imagen, y realizar un cambio, tanto en el packaging, como en actualizar su logotipo.

Se lleva a cabo un trabajo de restyling del logo, manteniendo la identidad de la marca, como son el gallo y la tipografía, pero se envuelve todo en un circulo y una peana dotándolo de mayor modernidad, fuerza y atractivo para el cliente. El logomarca, no pierde su identidad y el cliente lo sigue reconociendo como “El gallo Rojo”

Respecto al packaging, se le dota de una línea creativa común a todos los productos, pero proporcionando a cada uno su identidad para que puedan convivir individualmente. Modificamos el material, aportándole una mayor galga para mejorar la protección del producto y unos acabados mates que le proporcionan una mayor percepción de calidad y modernidad.